, , , , Posted by on

¿Mascotas en tu departamento? ¿Sí o no?

Quienes aman los animales, no tienen duda de que tener una mascota es realmente un motivo de felicidad. Llegar del trabajo y que a tu perro se le “descontrole” la cola de la felicidad es casi como un motivo para darle de comer al ego y al autoestima. Sin embargo, a veces tener una mascota puede no ser sencillo si vivimos en un departamento. ¿Cuáles son los aspectos a considerar? Grupo Nova, experto en departamentos en Barrio General Paz, te cuenta.

Los “si”
– Son una agradable compañía
– Se aprenden múltiples habilidades sociales, cuidando e interactuando con ellos.
– Seguridad: algunos animales son guardianes y saben detectar cuándo algo es extraño o sospechoso y alertar por ello.
– También se considera que las mascotas son “terapéuticas”, en tanto ayudan a aliviar rl estrés y la soledad.

Los “No”
– Así como son una grata compañía, también requieren de atención y cuidado. No se trata de tener una mascota y listo. Hay una serie de tareas y obligaciones que hay que llevar a cabo para procurarles bienestar, por ejemplo llevarlos a pasear.

– El espacio: aunque tu departamento en Córdoba sea de grandes dimensiones, es un hecho que si las mascotas hablaran y les diéramos a elegir, preferirían vivir en una casa con patio y jardín y no en un lugar “encerrados”, sin demasiada libertad para correr o moverse.

– En relación con el punto anterior, ello implicará que habrá que sacarlos a pasear al menos dos veces al día para que gasten energía y hagan sus necesidades.

– Los vecinos: en un departamento, los ruidos son casi “indisimulables”, ya que los ambientes están pegados y hasta se comparten paredes. Aunque en tu edificio esté permitido tener animales, es posible que eso te acarree un conflicto con tus vecinos si tu perro se la pasa ladrando durante las 6 horas que estás trabajando o en la facultad.

– La limpieza: vivir con una mascota significa que hay que duplicar los esfuerzos por tener limpio el depto ya que algunos animales tienen olores más fuertes o también van perdiendo pelo por toda la casa y dejándolos en los sillones y acolchados. Este no es un detalle menor ya que algunas personas no están dispuestas a pagar ese precio.

– Implican gastos económicos, que deberán ser contemplados en nuestro presupuesto.

Si bien la mayoría de las personas piensa en perros o gatos cuando se habla de mascotas, no hay que dejar de tener en cuenta que también se puede pensar en hámster, conejos, canarios o tortugas. Estos animales más pequeños también pueden ser una agradable compañía.

Y por último, antes de adquirir una mascota, también hay que preguntar en el edificio en donde vivís acerca de las normas de convivencia, ya que algunos consorcios no permiten vivir con animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *